Noticias destacadas

Miles de millones contra el Logo Bayer


Imagen: organicconsumers.org

Por Organic Consumers Association

Traducido por Luis Fernando Gómez G. Ph.D. @luisfegoz

de: www.organicconsumers.org/bytes/organic-bytes-524-billionsagainstbayer-here-we-come

Bayer y Monsanto finalmente firmaron el acuerdo para decir "sí, quiero" el 14 de septiembre, una transacción de US$ 66 mil millones que el CEO de Monsanto Hugh Grant trató de vender como una medida para mejorar "la vida de los productores y las personas de todo el mundo."

El reportero del Wall Street Journal Jacob Bunge pintó las noticias de una manera diferente. Bunge da a entender que detrás de la compra de Monsanto por Bayer, una propuesta de fusión similar entre Dow y Dupont, y el acuerdo ChemChina y Syngenta recientemente aprobado, se escribe la historia de una industria en problemas.

"El predominio de los cultivos modificados genéticamente está amenazado", escribió el miércoles Bunge. Bunge entrevistó al granjero de Ohio Joe Logan, quien le manifestó:

"Por el precio que estamos pagando por la semilla biotecnológica ahora, no somos capaces de hacer utilidades". Esta primavera, el Sr. Logan cargó su máquina sembradora con las semillas de soya que cuestan US$ 85 por bolsa, casi cinco veces más de lo que pagó hace dos décadas. La próxima primavera, según él, planea sembrar muchos de sus campos de maíz y soya con semillas no biotecnológicas para ahorrar dinero.

Con los agricultores renunciando a las semillas biotecnológicas, un público global en contra de la destrucción causada por los venenos como el glifosato (de Monsanto) y los neonicotinoides (Bayer), y una industria alimentaria cada vez más bajo presión para eliminar ingredientes GMO, los Gigantes Genéticos (Gene Giants) entienden que todo lo que necesitan hacer es convertirse en más grandes y más potentes, y ser capaces de utilizar su influencia para intensificar la intimidación a los agricultores, los gobiernos, los científicos y los medios de comunicación.

Los consumidores indignados y los grupos de defensa del medio ambiente ya están llamando a las agencias reguladoras para bloquear el partido Bayer-Monsanto en marcha. Funcionarios de la agencia, sin duda, van a seguir todo el procedimiento, prometiendo solemnemente una "revisión exhaustiva" antes de que hagan lo que casi siempre hacen las corporaciones multinacionales de girar un cheque en blanco a quien corresponda.

Tan pronto como el frenesí de los medios se apague y los funcionarios piensen que no hay moros en la costa, lo más probable es que el "matrimonio hecho en el infierno" Bayer-Monsanto sea bendecido por los poderes fácticos.

Dos de los más grandes criminales corporativos del mundo serán uno entonces. Monsanto y sus cabezas llevarán sus cuarteles generales al extranjero. El nombre del vilipendiado Monsanto será retirado.

Sin embargo, una corporación criminal con cualquier otro nombre o tamaño es todavía una corporación criminal.

Esta adquisición sólo aumenta la urgencia, y fortalece nuestra determinación de cazar a las corporaciones que están envenenando todo a la vista de todos. Vamos a seguir hasta los confines de la tierra, si es necesario. Vamos a exponer sus crímenes. Vamos a acabar con la tiranía tóxica.

Noticias recientes