Noticias destacadas

Reparos sobre el tema de la Agricultura Climáticamente Inteligente


Imagen: ins.edu.co

Artículo de The Guardian (2014) (extracto y traducción por L.F.G.) Imagen: ins.edu.co

Hay una frase nueva en la ciudad. Un número creciente de gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales están utilizando el término "agricultura climáticamente inteligente" para describir sus actividades. Con el cambio climático afectando a la agricultura en todo el mundo, usted puede asumir que deberíamos estar celebrando esto como un paso en la dirección correcta. Pero muchas organizaciones en el movimiento de los alimentos se resisten - o incluso se oponen a - este concepto. Comparten la preocupación creciente de que el término se está utilizando a las prácticas de lavado verde (greenwashing) que son, de hecho, perjudiciales para el clima y para la agricultura. Muchos están preocupados de que la promoción de la "agricultura climáticamente inteligente" podría terminar haciendo más daño que bien. Los defensores de la "agricultura climáticamente inteligente" promueven que sus planteamientos tienen como objetivo lograr una "triple victoria" de aumentar la seguridad alimentaria, la adaptación y la mitigación. Hasta aquí todo bien, ¿no? En realidad, no. No existen criterios significativos para lo que puede - o no puede - ser llamado "climáticamente inteligente". Puede tener un nombre inteligente, pero no hay nada para asegurarse de que el término climáticamente inteligente describa las prácticas que son realmente inteligentes para el clima como para la agricultura. La flojedad del término significa que cualquiera puede usarlo, y lo están usando actualmente, para describir sus actividades. No importa cuál sea el impacto. Una carta firmada por más de 100 organizaciones de la sociedad civil que rechazan la Alianza Mundial recientemente anunciada por la Agricultura Climáticamente Inteligente (se trata de la Agriculture Global Alliance for Climate-Smart Agriculture, del Climate Summit 2014, 23 de septiembre, de las Naciones Unidas), señala que los enfoques de la agricultura industrial que aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero son todos bienvenidos a utilizar la etiqueta climáticamente inteligente para promover sus prácticas como soluciones a el cambio climático. "Yara (el fabricante de fertilizantes más grande del mundo), Syngenta (semillas transgénicas), McDonald, y Walmart están todos en la mesa climáticamente inteligente", advierte la carta. "La Agricultura Climáticamente Inteligente servirá como un nuevo espacio de promoción para los peores delincuentes sociales y ambientales del planeta en la agricultura." No hay duda de que los sistemas alimentarios necesitan urgentemente para adaptarse a los cambios del clima, y ​​que ciertas partes del sector de la alimentación son los principales contribuyentes al cambio climático. Se necesitan soluciones reales que sustituyen a las prácticas perjudiciales en lugar de promoverlas. Debemos evitar abrir la puerta a soluciones falsas bajo la vaga retórica de "Climáticamente Inteligente". En cambio, debemos ser específicos sobre la inversión en la capacidad de recuperación real a través de soluciones agroecológicas de adaptación al cambio climático.

Noticias recientes